Horario de Apertura: L-V 10:00h a 14:00h

Iberdrola ilumina el taller de restauración de la Real Fábrica de Tapices con la más avanzada tecnología LED

  • Se han instalado un total de 40 lámparas LED y otros dispositivos de refuerzo que proporcionan una alta reproducción cromática, así como un sistema de control que permite regular el nivel lumínico según las necesidades del restaurador

 

  • La nueva iluminación, más moderna y eficiente, permitirá reducir el consumo eléctrico en más de un 47% y un ahorro de emisiones de CO2 cercano a las 3,5 toneladas al año

 

Iberdrola y la Real Fábrica de Tapices han completado la renovación  del sistema de iluminación del taller de restauración de esta institución, fundada a principios del siglo XVIII por Felipe V, después de haber llevado a cabo un amplio proceso de transformación con la más avanzada tecnología LED, acorde con las necesidades y la relevancia del taller.

 

El director de la Fundación Iberdrola España, Ramón Castresana, y el director de la Real Fábrica de Tapices, Alejandro Klecker, han visitado hoy el nuevo sistema de iluminación del taller, que va a permitir reducir el consumo eléctrico en más de un 47% y un ahorro de emisiones de CO2 cercano a las 3,5 toneladas al año. Durante el recorrido, también les ha acompañado Antonio Sama, conservador de la Real Fábrica de Tapices.

 

 

Durante la visita, Ramón Castresana ha resaltado que esta actuación en la Real Fábrica de Tapices se desarrolla dentro del programa de iluminaciones que lleva a cabo Iberdrola a través de su Fundación en España y que se enmarca dentro del compromiso de la compañía con el desarrollo económico y social de todos los territorios donde opera la compañía.

 

“Con este moderno equipamiento y mismo nivel de intensidad en todas las zonas de trabajo del taller, los restauradores pueden apreciar el matiz de cada uno de los colores de tapices tejidos hace más de 500 años”, ha asegurado el director de la Fundación Iberdrola España en referencia a los tapices flamencos de la colección del Colegio del Patriarca de Valencia.

 

Asimismo, Castresana ha destacado que el trabajo se ha realizado aplicando las más modernas tecnologías LED, garantizando la sostenibilidad de la instalación, uno de los objetivos prioritarios para Iberdrola, comprometida firmemente con el cuidado del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

 

El director de la Real Fábrica de Tapices, Alejandro Kleker, ha explicado que “en el proceso de transformación del taller de restauración de la Real Fábrica de Tapices lo más importante era la nueva iluminación porque se trabajaba en unas condiciones francamente malas”. Klecker ha añadido que “hemos resuelto la iluminación ambiente y la iluminación de los puestos de trabajo, apostando por un diseño nuevo de luz LED para que los restauradores tengan el mínimo cansancio para la vista”.

 

Para Klecker, esta nueva y moderna solución tecnológica “va a sentar precedente entre las salas de restauración porque no hay muchas fábricas en el mundo, y menos relacionadas con el sector textil, que tengan ahora mismo un sistema de iluminación como éste”.

 

Por su parte, Antonio Sama, conservador de la Real Fábrica de Tapices, ha resumido el nuevo equipamiento como “la iluminación ideal para preservar los textiles con los que trabajamos y a la vez ahorrar en consumo. Todo va a redundar en una mejora de la eficiencia y las condiciones de conservación de las piezas en las que estemos trabajando”.

 

El proyecto de iluminación al detalle

Iberdrola y la Real Fábrica de Tapices firmaron un convenio en 2017 para la renovación de la iluminación del taller de restauración, continuando así con una colaboración que comenzó en 2013 con la restauración de los tapices del Patriarca, una serie de paños de grandes dimensiones de principios de siglo XVI que fueron donados al Real Colegio de Corpus Christi de Valencia.

 

Para el proyecto de iluminación del taller de restauración, la compañía ha instalado un total de 28 lámparas LED, más eficientes y sostenibles, que se han suspendido de las estructuras del techo, mejorando sustancialmente la iluminación general de la sala.

 

Además, se ha añadido una iluminación de refuerzo en seis mesas de trabajo, a través del diseño y montaje de unas estructuras metálicas a medida, que proporcionan, por un lado, una reproducción cromática superior al 98% y, por otro, una uniformidad luminosa de más del 80%. Estas estructuras incluyen asimismo la posibilidad de regular el nivel lumínico, según las necesidades de cada restaurador.

 

Anteriormente, la iluminación constaba de 28 focos halógenos y 8 fluorescentes con una potencia total de 11.488 W. Tras la renovación se ha logrado reducir el consumo más de un 47%.

 

Por último, también se ha dotado de nueva iluminación a la Sala de Tintado a través de 12 lámparas LED, que proporcionan la misma temperatura de color y reproducción cromática del taller.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *