Horario de Apertura: L-V 10:00h a 14:00h

La consejera de Cultura del Gobierno de Navarra visita los tapices del Palacio que estamos restaurando

Visita Gobierno Navarra

La consejera de Cultura y Deporte del Gobierno de Navarra, Rebeca Esnaola, ha visitado la Real Fábrica de Tapices para conocer el proceso de restauración de la serie de tapices `Los Triunfos de la Iglesia´. Dos obras situadas en el Palacio de Navarra y cuya restauración le fue adjudicada a la Real Fábrica el pasado mes de julio, tras concurso de licitación pública. Se prevé que dicha restauración finalice en febrero del año que viene.

Esnaola ha visitado las instalaciones de la Real Fábrica y ha recibido las explicaciones de cada proceso por parte de su director general, Alejandro Klecker, y la directora del Departamento de Restauración, Verónica García.

Durante el recorrido han abordado temas tan importantes como la documentación exhaustiva de todo el proceso de restauración, la restauración en sí del propio telar de bajo lizo, el lavado en instalaciones especiales y el proceso de tinción.

Las restauradoras de la Fábrica limpiando uno de los tapices de `Los Triunfos de la Iglesia´

`Los Triunfos de la Iglesia´ son dos piezas barrocas que fueron declaradas Bien de Interés Cultural en 2007. Forman parte de una serie manufacturada en Bruselas-Bravante hacia el año 1650, a partir de diseños de Rubens de 1626-1633.

La serie del Palacio de Navarra

Además de la serie completa del Monasterio de las Descalzas Reales (Madrid), existen otras series conocidas, entre ellas la del Palacio de Navarra, rescatada y trasladada en 1917 desde los desvanes del antiguo Hospital de la Misericordia de Pamplona (actual Museo de Navarra) a instancias de la Comisión de Monumentos de Navarra.

En la escalera principal del Palacio de Navarra se muestran cuatro de los siete tapices del conjunto. Son las piezas de mayor tamaño, y a ellos se añaden los expuestos en la antesala del Salón del Trono, en la Galería de Presidencia, y en la escalera del Antiguo Archivo. Se realizaron en Bruselas hacia 1650, en el taller de Frans Van den Hecker, cuya marca aparece en la franja azul que bordea cada tapiz.

Los tapices, elaborados con seda y lana, son de gran tamaño, de dimensiones variadas, con una media de 4,80 x 7,50 metros. Se encuentran entre los de mayor calidad que se realizaron en Europa durante el Barroco y constituyen “un importantísimo conjunto, sobresaliente, no sólo en el panorama navarro, sino en el europeo”, indican los responsables del Departamento de Cultura y Deporte del Gobierno de Navarra. La serie se declaró Bien de Interés Cultural mediante Decreto Foral 257/2007, de 17 de diciembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *